jueves, 4 de mayo de 2017

UN DÍA A LA VEZ


Fotografía de Juan Rulfo

Mi nombre es Ella y soy adicta.
En día de misterios,
de "no". De "todavía",
de "mañana, tal vez",
de "quizás nunca"...

Sólo por hoy: aguantaré el veneno.
Sólo por hoy: no consumo tu esencia.

Por veinticuatro horas
todo ausencia y vacío.
No se dice tu nombre
ni se piensa
ni abro la luz de tus ojos
ni doy paso a tu voz
para beberte...
Ni un segundo posible
de tu esperma.
Ni siquiera tus letras.
Puedo fumar,
o inhalar el abrazo
de opio y humo.

La cópula final
no entra al segundo.
Paso a paso.
Ninguna interjección
ni polvo blanco.
Ni un teléfono cerca,
cero Internet o wi-fi
mensaje cifrado o señales de humo
con camello o con mula.

Permanece el escrito
de la férvida frase
de suspedido aliento
y mensaje mordaz.

¡Oh, no más detritos!
Que el mal engendra mal
y el arrabal hasta la cloaca
arrastra la bondad.

Mi nombre es Ella y soy adicta.
Sólo por hoy pongo punto final.

©Leibi Ng
4/4/ 2017

No hay comentarios: