jueves, 4 de mayo de 2017

A Iris Pérez Romero y su "Anatomía del Ser"


A los sueños se llega
usando las neuronas
como si fuesen dedos.
El tacto de los días
deja impreso el recuerdo
de otras pieles llorosas.
Las huellas digitales van cercando
el origen de todas las pasiones
y hay entre las miradas
un puente a lo infinito
de donde todo viene.
Es el IRIS que irradia
su influencia sanadora.
Ella mira y extiende.
Ella mira y conforta.
Ella mira y su piel se vuelve magia y gloria.
Desde el barro conforma el aura de las cosas.
De los colores todos, grito, canto y susurro...
De artefactos y troncos: formas, duelos, congojas...
Deja que se refunde con su empatía de siglos
con sus manos, sus ojos, y anatomía del ser
en la caverna oscura de todos los pacientes
y se ilumine adentro y crecer y crecer.
©Leibi Ng
sdq 4/4/17

No hay comentarios: