sábado, 22 de abril de 2017

Alma gemela


¿Si yo no soy para mí, quién es para mí? 
¿Y si yo soy (solamente) para mí, qué soy yo? 
¿Y si no es ahora, cuándo? ". (Mishná 14,Cap 1 pirkei Avot)


Me sorprendo pensándote.
Te advierto en el misterio
de la tenaz idea que no apreso.
Isla de Pascua de enterradas cabezas.

Igual me estás soñando desde un punto lejano.

Te veo manejando por vías desiertas
“glisando” el volante como si fuesen teclas.

Yo sé que un día
mi cuerpo atravesará el vacío.
Tendré sólo sentidos para vivirte.

Ahora que estás dormido en tu set de universo,
despierto en dimensiones paralelas
un aroma perpetuo/inapresable
remedo de lo posible/eterno.

Te diriges a mí, Destino.
Porque dos que se aman
¡Oh, desencuentro!
Son psiquis y son animus,
son ego e inconsciente.

Existe para mí
que sola aquí te invento
Si no, mejor morir.
Y ser como la piel de la serpiente
abandonada en páramo
deshabitado y ocre
de almas penitentes.

¿Quién será para mí
si para mi soy...¡Sola!
Sin amor, mejor no ser, no estar, no Talmud.

©Leibi Ng



No hay comentarios: