lunes, 16 de enero de 2017

Disimulas



Si cuando sé que estás triste, disimulas
como quien hace esfuerzos por gustar
¿a quién tus cantos emites?
Impresionas a más de una
misterio por descifrar.

Nuestra habitación brilla
cuando cada uno se pierde en la mirada del otro,
luces encadenadas hasta el cielo.

Nada volverá a aquellos días
en que hasta el agua tenía sabor.

Me conquistabas cada día
Amor que te soñé desde la infancia
cariño dulce y maravilloso
¿dónde estás hoy?

Encadenados desde el nacimiento
hasta el final de nuestros días
Te amo, lo sabes. Te necesito
Llena el vacío que has dejado.

Y a pesar de adivinar todas tus tretas,
me mantienes atada a tu misterio.
Tú y tus trucos de birlibirloque…
Te dejo que te pierdas en mi horizonte
buscando otras amantes.
Los amores eternos necesitan
desfogar sus pasiones
en más de un tiempo y lugar.

Y yo no sé desde cuándo
estoy mirando tu arte de niño
aunque los años lleguen sin pausa.
Amor mío, dulce y maravilloso niño
ven a mi pecho a jugar.

Desde el principio de los tiempos me juraste
un amor permanente y sin dobleces
en los jardines de Babilonia,
tú Púrusa, yo Prakriti
hasta la era espacial encontrándonos y dejándonos
y no soy capaz de adivinar la última trampa
ni podemos hallar la paz de la pequeña muerte.

De más está decir que estoy llorando
y la tarde parece hacerme coro.
De nada vale protegerme del viento
porque la suerte es veleidosa
y de algún modo toco algo eléctrico
con los pies en el agua.
¿Todos los amantes viven así en peligro?
En alguna edad, ha de acabar este martirio.

Amor, dulce y maravilloso
desde mi nacimiento hasta mi muerte
Te quiero, te amo y tú lo sabes.

©Leibi Ng (esto es proyecto de canción)