lunes, 21 de marzo de 2016

NAUFRAGIO




Un dique
un muro blanco
una frontera…
El foso que separa las quimeras.
Un pecho envuelto en pliegues
parte como una piedra el terciopelo.
La marea se abre y rompe fuente
se derrama el recuerdo
así la ofensa
se esparce todo el mal
en vaivén de palabras exaltadas
-suspira entre las lágrimas la sal-
Un silencio cerrado tras compuertas:
la rabia y la piedad
a cual más brava
Navega la pasión
en aguas que jamás serán ya calmas.
El arrecife devuelve el llanto del viento:
Se ahoga la razón
y el amor muere.

LEIBI NG