miércoles, 10 de junio de 2015

A cuenta y riesgo

A sabiendas,
de que moja el agua,
y la explosión calcina...
un sonido de universo
retorna sobre mis vísceras
para que viaje a través de mi piel
el oasis que apaga todas las esperas.

Despierta el alma sedienta
hambrienta de la llama infinita,
descorre de nuevo el velo
de la noche inmensa.

Con los sentidos cerrados
ante el peligro en la esquina,
amanecen día tras día,
los labios de besos presos
rozando a letras la vida.

A sabiendas,
a personal cuenta y riesgo,
la responsabilidad asumida,
creeré con el corazón
lo que el cerebro elimina.
©Leibi Ng

No hay comentarios: