martes, 5 de agosto de 2014

Cocina versos


Poeta Orlando Muñoz, profesor Taller versificación libre.

Y en este chin de mundo de Las Atarazanas 
decidimos recubrir las palabras
con melcocha,
salpicarlas con pizca de alas para dorarlas
en cósmica fritura de versos aguzados.

Ya nos dijo el Chef Saba
que dos y dos sonetos hacían falta
y no conforme aún,
décimas espinelas nos puso ahí en la paila.

Luego llegó Muñoz, un filólogo gourmet,
de sartén por el mango pronunciose
que de los ingredientes hay algunos que faltan
pues ya muchos cocos se han hecho pasar por locos.

El caso es que el amor, la osadía, el recuerdo de alguna cosa triste,
y hasta alegre, echados siempre al gusto, no faltarán jamás
si el verso es libre;
que aunque parezca caos, la cosa es con medida.

Y así de chiquiticos, como párvulos vamos,
escribiendo y guisando
a ver quién a los años les descuenta
la grata distribución de la cadencia.

©LEIBI NG

No hay comentarios: