viernes, 3 de enero de 2014

Tiempo de tagarnina

Scolymus hispanicus, el cardillo, cardo de olla o tagarnina



La luz de la cocina,
Ilumina el quimono masculino
en este día de mayo
en que la tagarnina alfombra con su verdor mareado.
Hojas mustias, tu rostro serio presagia
el malestar matinal de un dios cansado.

Porque la maleza me espina,
y tú me explicas la tradición de tu cultura.
De pronto se desnuda nuestro choque
como alienígena revoloteando en un cielo turbio
y permanezco observando silenciosa
como en el teatro cuando cambian el decorado
sin saber si aplaudir o rendirme a la tristeza.
             Tu amigo viene al rescate.

Así que de pronto es un salvavidas,
y me pregunto hasta cuándo será la vida en pareja
pues sé que las cuerdas se tensan hasta un punto
             Él también limpia la hierba.

Como quien se interna en un túnel

Doy la espalda y me encierro en la habitación.
Me enrosco sobre hojas de melancolía.

©Leibi Ng

No hay comentarios: