domingo, 3 de noviembre de 2013

Paranoia



Tú me convidas a defender la Patria
pero has llamado tantas veces:
"¡Lobo!" que entre los riscos
perdiste mi confianza.

Una conjura hecha por naciones
que necesitan "corregir" el rumbo
de las Antillas y un par de zonas pobres
¿perderán su tiempo amenazando
un terruño asfixiado por tapones?

Nos invaden de a poquito y roban
el trabajo, el pan, gasas y alcoholes
como conejos nacen los negritos
piden y ensucian, acechan y roban...
¿Y tú lo dices, que pares en USA?
¡Tú que en Vicálvaro alquilaste casa!

Recuerdo el cuento de los dos labriegos
que al campo salen y uno pierde el hacha;
como ladrón empieza a ver al otro,
con toda consecuencia y toda maña;
pero resulta que entre la maleza
el instrumento simplemente estaba
y no hubo forma de olvidar el hecho
quedando la confianza destrozada.

Ojalá que un ciclón devuelva el seso
a tanta paranoia desatada,
que nos una de nuevo en el trabajo
de levantar la Patria enamorada,
sin importar ninguna cosa otra,
-tanto de acá o de allá roja es la sangre-,
que a respetar el territorio llaman
pero del lobo que hay en las entrañas.

©Leibi Ng

No hay comentarios: