sábado, 30 de noviembre de 2013

Yo misma. Soneto



Botero




Yo misma


Al amor que me ofrece en lejanía
el giro cauteloso de su ofrenda
le digo que soy mucho más propensa
a guardar los tesoros de la vida.

Caricias y palabras lisonjeras
se pierden en la historia de mi oído
pues muchos han querido yacer
tan cerca de mí como el ave del nido.

Sueña dentro de mí una fe tan ciega
tan llena de certezas y osadías
que hay algo inmaterial en la materia

que convierte lo incierto en cosa mía.
Brota el amor por cada poro, brío
porque es la pura vida que me alerta.

© Leibi Ng.
Antología de Sonetos Dominicanos Siglo XXI.
Ramón Saba (Compilador). P. 50. Taller de Sonetos.
















domingo, 3 de noviembre de 2013

Paranoia



Tú me convidas a defender la Patria
pero has llamado tantas veces:
"¡Lobo!" que entre los riscos
perdiste mi confianza.

Una conjura hecha por naciones
que necesitan "corregir" el rumbo
de las Antillas y un par de zonas pobres
¿perderán su tiempo amenazando
un terruño asfixiado por tapones?

Nos invaden de a poquito y roban
el trabajo, el pan, gasas y alcoholes
como conejos nacen los negritos
piden y ensucian, acechan y roban...
¿Y tú lo dices, que pares en USA?
¡Tú que en Vicálvaro alquilaste casa!

Recuerdo el cuento de los dos labriegos
que al campo salen y uno pierde el hacha;
como ladrón empieza a ver al otro,
con toda consecuencia y toda maña;
pero resulta que entre la maleza
el instrumento simplemente estaba
y no hubo forma de olvidar el hecho
quedando la confianza destrozada.

Ojalá que un ciclón devuelva el seso
a tanta paranoia desatada,
que nos una de nuevo en el trabajo
de levantar la Patria enamorada,
sin importar ninguna cosa otra,
-tanto de acá o de allá roja es la sangre-,
que a respetar el territorio llaman
pero del lobo que hay en las entrañas.

©Leibi Ng