jueves, 12 de septiembre de 2013

Daul Kim, pequeña hermana

Daul Kim dhttp://www.elmundo.es/elmundo/2009/11/20/cultura/1258757413.htmla


Pequeña hermana,
tu saludo para siempre me acompaña.
¡Cuánta separación hay en tu ausencia!
¡Cuán profunda tristeza!
Veintidós años, lujo y glamour,
materialmente ahíta
pero cuánta desolación
en tu apartamento de París
desamoblado de amor y de ternura,
de risas, alegría y entusiasmo.

Pequeña hermana,
¿cómo se te perdió el rastro del hogar?
¿Qué tan lejos pudo conducirte la vanidad
hasta olvidar el aroma cálido de papá y mamá?

Unos años bastaron para deshidratarte
la juventud y convertirte en anciana
con un espíritu vacío y cansado, cansado, cansado...

Hoy en América, Europa, Asia...
y vuelta a empezar para no llegar a ningún lado.
Trapos, trucos, maquillaje, fragancias etéreas y momentáneas,
cócteles, pases, modas, gente, contratos, agentes...
won, dolar, yen, tarjetas de crédito 
(JCB ,VISA, MASTER, AMEX, DINERS, LOTTE).

Marcas, marcas, marcas en tus iris,
marcas en tu alma, marcas en tu cuello delicado y frágil, marcas.

Pequeña hermana.
Deja que el incienso en tu honor
arome tu nuevo camino y acepta mis ofrendas
por tu paz y ese invaluable encuentro
con la mujer que eres y nadie ya podrá manipular.

©Leibi Ng