lunes, 26 de noviembre de 2012

Boomerang

Princesa Tarakanova 




Probé la sal de tus minas.
Mi lengua transportó diamantes.
Sin ser punk, gótica ni metálica,
me prendí piercings en las papilas
con tu nombre, tu tipo de sangre,
tu ADN y el iris de tus ojos pardos.
Sin ser ninfómana me enredé en la adicción
de tu lento vaivén sobre mi cuerpo
(siempre sediento de tus aromas).
Sin ser cristiana, confesé mil veces
los más secretos misterios de mi anverso...
Para encontrarme yerta en ostracismo,
donde la cruda espera del amor saciado
recibe el siempre cruel boomerang de lo incierto.
Y el golpe dado me dejó lejos de tus minas;
me expulsó al infierno
donde crujen mis dientes y
ya no hay sal
ni luz
ni retorno.

© Leibi NG

1 comentario:

Anónimo dijo...

bear grylls messer
Feel free to surf my blog ; bear grylls messer