lunes, 27 de febrero de 2012

Tu casa, mi casa



La casa que me diste por morada
respiraba conmigo
suspiraba.
Se pobló de mi anhelo
se decoró en mis ansias.
En sus paredes, nombres
en sus dinteles, tactos
en sus ventanas, luces de Caribe y corales
Me encontré
-más de mí-
en tu casa mi casa
Sé que fui
moradora
en tu onírico entorno
y me sigues mirando
interior de tu Casa.

La casa que construiste para mí
se perdió en la distancia
se perdieron los pájaros,
el trino de sus cantos...
los claveles, albahaca...
cerraron sus ventanas
y todo lo que queda
es la puerta cerrada.

©Leibi Ng

No hay comentarios: