domingo, 8 de enero de 2012

Yo nací cigarra


No seré una hormiga,
no seré una abeja,
seré una cigarra 
pateada, vituperada, siempre echada fuera.

Cantando en verano,
cantando en invierno
no seré una hormiga
no seré una abeja...

Llevo entre mis venas
canto que no cesa
va montaña arriba,
surca ríos y sierras
se mete en las salas
vuelve y sale de ellas
suena entre los setos
en la palma suena.

No construyo casa
no almaceno avena
no acumulo trastos,
ni caudal ni hacienda
llevo en mí las riendas
de mi vida plena.

Canto porque siento que esa es mi  faena.
Canto porque vivo, presiento, ergo sueño.
Canto porque sueño, presiento, ergo vivo.
Canto porque de todas las voces del mundo
escucho la mía dentro mi cabeza.

No seré una hormiga,
jamás una abeja,
elijo estar viva,
no me tengas pena
no me tengas pena
no me tengas pena.

© Leibi NG

viernes, 6 de enero de 2012

Para escribir un poema...

Eric Lacombe


Basta elegir una imagen almacenada en la mente.
Empezar a describir lo que el creador regurgita
puede resultar dinámico si la prisa nos excita.

Hace un tiempo que mis ojos
dominan este proceso:
donde hay luz, pone penumbra;
donde Universo, morada.

Una vocación de olvido
me surge por la mirada.
Desprendimiento o alud,
carrera hacia la muralla.
Improviso. Las ideas
se enamoran entre ellas.
Algunas se quedan solas,
otras, forman la pareja.

¿No todos observan la vida
con los ojos que yo empleo?

¡Qué raro es esto de ver
que depende del color
de unos cristales suplentes!

Cuando me arranque los ojos
con que visualizo todo
será entonces verdadero
haré el visionado cierto,
y el Alma, envuelta en crisálida,
surgirá diestra y tan diáfana.

Mientras tanto me distraigo
jugando a que diosa soy
y que con solo las palabras
le doy forma a la emoción.

©Leibi NG