miércoles, 2 de noviembre de 2011

Atomizada



Yo mañana seré el beso del viento
la evocación de un nombre impronunciado
La aurora bruma que no alcanza el orden
del magno día de trinos anunciado.

De las piedras lisuras escondidas
de las ramas, cortezas añejadas
de las aves garganta, trino y alas
de los insectos voz, secreta, aislada

de filigrana apenas cincelada.
Básteme el rastro de la regurgitada tierra
de gusanos sin tiempo ni equipajes
tragando fe por la oquedad de vida,
por la serena puerta del contraste
desestimando angustias y desaires.

Es posible que algún sonido de cascada
libere ecos de mi fluir despacio
hecha rocío yo, disuelta en átomos.
©Leibi Ng

No hay comentarios: