sábado, 3 de septiembre de 2011

Indulgencia

Acuarela. Yin-lai Trinidad Ng
En la orilla distante
la pareja
se hunde en lo invisible
tratando de fundirse entre
rivera, limo y piedras.

Emerge con un ritmo
de olas de aguas dulces.

Hay certeza en la piedra
vaivén de algas fiesteras
y no sé qué de ausencia
en las firmes riveras.

El eco de los besos
se pierde en un poema.

La ternura empujada
por la prisa no espera.
La sangre que palpita
se agolpa en arroyuelos
que fluyen impetuosos
hacia un cauce violento.

Gime y late la vida,
se funde en miel y tacto,
suplicando al espacio
un tiempo,
un movimiento...
un absoluto encuentro.

Se funde como llama
de hogueras simultáneas
que estallan en fotones
celebrando la fiesta de la vida

que relativa mueve
que relativa extiende
                     luz y espacio
sin aceptar el nunca
ni la total espera.

Demandan mi indulgencia,
la compasión despiertan
aquellos que desoyen la ternura del cuerpo
y a la pasión se entregan.

©LEIBI NG

No hay comentarios: