domingo, 18 de septiembre de 2011

Eternidad

Sobre la arena
sin aspavientos
de falsa alegría
como hacen las parejas que fingen,
mirándote a los ojos
con las pupilas llenas de sol y verdad
segura de que amarte
era la decisión correcta
aunque no entiendas mi forma de pensar.
Verás un cielo transparente
aun mis párpados cerrados
y un universo tras mis pestañas.

Cuando la noche clave en ti
el millar de estrellas
de estas promesas.
Encenderás una lumbre
que te retorne a casa.

Mientras mi cuerpo se desvanecerá
entre tus dedos, y tu voz será ronca y lejana,
te dejaré permeado por el llanto
del infinito y las cumbres nevadas.

Yo sé que entenderás
cuando no puedas
repetir mi nombre.

Consciente de tu desmemoria
te convocaré cada vez a la misma hora
como un rito infalible
traspasando tiempos, vidas, geografías,
carnes, huesos, guerra y paz.

Con el santo y seña de un beso
fin de mundo,
fundidos en uno
nos hallará la eternidad.

© Leibi Ng

No hay comentarios: