sábado, 7 de mayo de 2011

Ejercicio frente a un cuadro de Clara Ledesma



Esta que veis
espejo en mano
ha pasado las pruebas.
Es gente de primera.
Aureola púrpura la eleva.
Cambió el azul por luz
venciendo obstáculos.
En círculos rodó,
vivió en tiempo de guerra
hasta que raudo huyó
el monstruo tras su espada..
¿Notan la fuerza nueva
que gobierna penumbras?
¿Acaso no se asoma
la victoria en sus ojos?
Muchos no harán idea
del campo exterminado
Ni del tiempo estregado,
del humo, las batallas...
La carne destajada abierta
en redención por la causa ganada
No habrá rastro del tiempo
del dolor encauzado
ni de las flores mustias o el acíbar tragado.
Ni una brizna del llanto
Ni un átomo del miedo
Dividida en sí misma
confrontó luz y sombra
hasta ganar la eterna
vocación de su esencia.
Está sola, mas no.
Es un ente preciso
renacido en sí mismo
de la metamorfosis inevitable y cruenta,
tarot enrevesado de caóticos verbos.
Subióse tramo a tramo
la escalera de angustias
para entrar en el centro
del núcleo fisionado
de la energía del viento.
Solo ella sabe reflejar los matices de su elevado celo
por alcanzar la estancia de su frágil espejo.

©Leibi Ng

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Este poema quien lo escribió?
jjmmesa@yahoo.com

Leibi NG dijo...

Es mío. Se me olvidó ponerle el nombre y el sellito ©

Rubén Abud dijo...

Estaba ajeno a que escribiera tan hermoso. Un fuerte abrazo y que tengas un buen dia, L.Ng Ate felicito

Rubén Abud dijo...

No sabía que escribieras tan hermosos. Felicidades L.Ng. y que tengas hoy y siempre un buen día.

Leibi NG dijo...

¡Gracias! Te devuelvo gustosa el abrazo. Un honor que me leas.