martes, 31 de mayo de 2011

Fulge la estella del agravio

Rolo Ledesma
http://www.facebook.com/rolo.ledesma
Todo parece denunciar que sí
que moriré de rabia y llorando
sentada como Eréndira
en lo que llega el próximo trabajo.
En el presagio de la ceguera
en la negación de las simientes
la afirmación de la frustrada metamorfosis del asilo
apunta a que la vida
se esconde entre los libros
a que de tan blanquísimo
el arroz me deslumbra con sus graneadas luces
me invade en los resquicios pringosos del concón
el volcán de la inercia y las rotas alas de la fe desaguada
Todo parece enrolar la afluencia del fregadero pulido
por los fierros que punzan reflejando la espera entre una mesa y dos
qué curiosa la vida que desguaza y rebana el día tras la tarde
la noche y la alborada en la más fría ensalada sin sal y sin vinagre
Ah, los tiempos que cambian
estoy dramatizando para espectadores desconcertados
la energúmena obra y soy tan mala actriz
que la piel se me nota, la sonrisa se enquista
los ojos no sonríen ni brillan con la escena
de esta secuencia con la cámara lenta
en que debería mostrar miedo
y me importa un comino
si hay aplauso
o si no.

sábado, 14 de mayo de 2011

Cuídate

Forget alphabet soup, by Ryiane Shadows, from devianart.com

Cuídate
de la simple verborrea.

No te asomes
a las frases abundantes
que en Diego dicen quedar, ¡y no te digo!

Al entramado cansón jamás te rindas
pues es obvio que la población es presa del desvarío.

Hazte tronco en la silábica luz
de tus principios
                         sin temores
protégete de verbos invasores

es tu esencia lo que defiendes y guardas
                       con ahínco.

De los mandamientos diez, no veinte y cinco.

Reflexiona porque muchos usarán el alfabeto
para decir que dicen lo que el entendimiento
no logrará comprender desorientado.

Ellos quieren confundir en el caos de la verbosidad
la esencia misma que envuelven cual cebolla
en veinte capas de baba de caracol lenta, espesa
para terminar dejando alguna idea desamparada y desierta.

Cual traje de emperador, la poesía hueca
acusa la paradoja, tras misterio
pero en vez de sugerir, te desconcierta.

sábado, 7 de mayo de 2011

Ejercicio frente a un cuadro de Clara Ledesma



Esta que veis
espejo en mano
ha pasado las pruebas.
Es gente de primera.
Aureola púrpura la eleva.
Cambió el azul por luz
venciendo obstáculos.
En círculos rodó,
vivió en tiempo de guerra
hasta que raudo huyó
el monstruo tras su espada..
¿Notan la fuerza nueva
que gobierna penumbras?
¿Acaso no se asoma
la victoria en sus ojos?
Muchos no harán idea
del campo exterminado
Ni del tiempo estregado,
del humo, las batallas...
La carne destajada abierta
en redención por la causa ganada
No habrá rastro del tiempo
del dolor encauzado
ni de las flores mustias o el acíbar tragado.
Ni una brizna del llanto
Ni un átomo del miedo
Dividida en sí misma
confrontó luz y sombra
hasta ganar la eterna
vocación de su esencia.
Está sola, mas no.
Es un ente preciso
renacido en sí mismo
de la metamorfosis inevitable y cruenta,
tarot enrevesado de caóticos verbos.
Subióse tramo a tramo
la escalera de angustias
para entrar en el centro
del núcleo fisionado
de la energía del viento.
Solo ella sabe reflejar los matices de su elevado celo
por alcanzar la estancia de su frágil espejo.

©Leibi Ng

viernes, 6 de mayo de 2011

Lo que no se me ha perdido: O, no te equivoques

¡Je, je, je! A veces me equivoco de blog!

Lo que no se me ha perdido: O, no te equivoques: "Poverina Buscabas una dama convencional y cínica, Capaz de descollar en las frívolas fiestas. Envanecida y bella vistiendo seda y lino U..."

lunes, 2 de mayo de 2011

Muerta en combate

Desde tu ausencia amor
toda mi vida es mudanza, estibamiento, empaque...
no se asienta el alma en casa nueva,
no acepta las llaves que perduren
se niega a anclar, pobre errante velero.

En aparente orden se organiza
el desayuno, los folios, el trabajo...
pero no se está quieta,
no existe, vive o permanece.
Es presa de la angustia y la mantiene.

La ropa tendida esparce aromas
y es como si vinieran de vecinos
el café recién hecho sabe a sombras
y el pensamiento vuela hacia tu lecho
Aquel era su hogar, no estos escombros.

No se halla, no quiere, no se encuentra
en el ahora falla todo el tiempo
decidida a no considerar el sitio
se niega a disfrutar de cara al viento.

Paloma triste que de noche llora
el plomo que le afinque en territorio,
la bandera que anuncie la conquista
de su otra mitad en combate muerta.
© Leibi NG