lunes, 21 de febrero de 2011

Olor, color, sabor...

Y sólo te recuerdo en la cocina
con el tomillo fresco, el pimentón
y las papas que corto hasta que crujan
porque así tienen más sabor (¿)...
con el aroma del romero y el pescado,
con los garbanzos y los chorizos...
gastronomía a tres platos, demasiada.
Después la yerba buena para esos mojitos que apenas yo probaba;
las hogazas de pan francés compradas en la esquina
con ese chiste de “baguette” y funcionario
que repetías una y otra vez, pero en vez de enojarme me sentía
una mujer distinta cada día.
Tan grande es el amor que hasta los chistes malos
los transforma...
Tan tenaz es el tiempo que hasta las desgracias
las convierte en poesía.

No hay comentarios: