miércoles, 7 de diciembre de 2011

Parke Harrison. Reclamation

En la dicotomía de tu historia
aullas como lobo solitario
maldices la trampa de la gruta
sinuosidad
sosobra
sima
cepo.

Lo diste todo en tu alarido triste
te entregaste en vida
en un amanecer,
sol de deberes,
que te multiplicó
sobre el mapa vital de la pareja.

¿Qué más podías dar tú,
que ese amor bendecido
en la chica parroquia
del pueblito perdido?

El mismo que quedó
enterrado en la montaña
mientras tú, marinero
ofrendabas batallas.

¿Qué más se te pedía
que no entregaras presto
con la agonía del día?

El fruto de tu semen
se convirtió en discordia,
a ti tan parecido
tan viril y tenaz.

Los años construidos
se derrumbaron juntos
elevando un abismo
de honda depresión.

Todo entonces fue frío, 
ajado cual tedioso
periódico de gran
circulación...
actualidad hecha rito.

Pus brota en tus entrañas,
en tu cerebro, llanto
en tus manos el monstruo de la desolación
con diez tenazas raudas a hacer de ti una máquina
un mecano brilloso, anquilosado y torpe
alienado y curvado en la vital cerviz.

Transcurre un tiempo muerto
hasta que el odio interno
te gane la batalla
reclamo que no cesa
seas
NO.

©Leibi NG


martes, 29 de noviembre de 2011

A degüello


Las promesas de los amantes
caen como infieles decapitados

Los felices días rutinarios
Se van quedando atrás

No queda árbol en pie en el camino de Santiago
sagrado hoy, regado de cadáveres.


Desde tu posición, el rostro demudado
asumes el rol de matamoros.
Prevalece el sentido dominante.
No sabes aún lo que te espera
pero cortas el aire con tu espada
degüellas y escarmientas.

No abandonas el sol del que protege
del peligro a la tierra de sus padres
Y en el suelo manchado con la sangre
de las víctimas de esta geografía temprana
vas enraizando el futuro empeñado.

Yo no quiero montarme en tu caballo.

No me gusta el rol de las angustias.

Por más iluminado que te encuentres
con tu mirada llena de cruces.

El poseedor no tiene más placer que
Someter al otro.

La nobleza del hombre
Se exhibirá más tarde o más temprano.

Y sentirás la carga de tus huesos
sobre un caballo muerto.

Ahora te despojas de tu lado mediado
y te pierdo de vista.

©Leibi NG

domingo, 20 de noviembre de 2011

Destellos

La única forma de tenerte
es reviviendo el eco.

De un trozo de mi vida
Quise escribir un verso
Contrario a la planicie, al tedio y a la espera
                                          de la tarde del sábado.
Describiría el momento de dos
fusionados en uno y en suma se extendieron.
Relumbró la ciudad, con sus calles y aceras.
Los efluvios del cuerpo, casi fuego de infierno,
se propagaron raudos y todo lo quemaron,
por ejemplo, el mercado…

y de todos los puestos surgieron relicarios
y de todas las ventas me ofrecieron regalos
como si entre las cejas pusiera encajonado:
“Soy amada y lo amo”.

Era entonces la novia, la esposa, la creadora
de sonrisas, sonrojos y de la misma aurora.
Tú en cambio, proveías el agua con su encaje de espuma,
el pan, vigilia y sombra... la vereda, el ropaje,
el cobijo a los sueños, abrazo protector.

Entre los dos hicimos la casa-paraíso
Y no hubo en esta isla más luz que tu mirada
preñada de destellos en cada madrugada.


© Leibi NG

viernes, 4 de noviembre de 2011

El premio



Quiero vivir de nuevo tu mirada
porque de ti está repleta mi memoria
vendrás o no, ya eso poco importa
que tenerte fue gloria, el premio gordo.

Saber que tus ojos me han mirado
que fui de tu alma la joya  anhelada
me reveló el amor incontenible y sordo
y la pasión excelsa de mis horas.

Este amor que llegó en días otoñales
llenó mi vida de ansias juveniles
elevó mis deseos a lo posible
cuando mi adolescencia yacía asesinada.
Tarde tuve tu amor, mas qué oportuno
mi corazón gozó del sentimiento eterno.

©Leibi Ng

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Atomizada



Yo mañana seré el beso del viento
la evocación de un nombre impronunciado
La aurora bruma que no alcanza el orden
del magno día de trinos anunciado.

De las piedras lisuras escondidas
de las ramas, cortezas añejadas
de las aves garganta, trino y alas
de los insectos voz, secreta, aislada

de filigrana apenas cincelada.
Básteme el rastro de la regurgitada tierra
de gusanos sin tiempo ni equipajes
tragando fe por la oquedad de vida,
por la serena puerta del contraste
desestimando angustias y desaires.

Es posible que algún sonido de cascada
libere ecos de mi fluir despacio
hecha rocío yo, disuelta en átomos.
©Leibi Ng

domingo, 16 de octubre de 2011

Al ladrón de mis sueños



Observarme por todos los rincones,
ladrón, oculto en el anonimato
fue tu misión, tu norte, tu extravío;
mirón, que te ríes de mis temores,
barrotes engarzados a mis cuidados.

Como la noche de incógnito te ampara,
las estrellas indiferentes no te nombran,
la luna me guarda silenciosa
sin saber si te creo o desconfío.

Tú contienes la respiración ansioso
de un amor disfrazado y mentiroso
ayudado por las palabras temerarias:

del misterio te cubres insidioso
y mi intriga te sirve de acicate.

Mi esperanza te nutre de intenciones
prometiendo la utopía de un beso,
del paraíso que eternamente anhelo,
socavas mis defensas, me conquistas
y descubro que estás y estarás preso.

©Leibi Ng

martes, 11 de octubre de 2011

haikús indefinidos


No teléfono.
Que me llames no quiero
no más lágrimas.

©Leibi Ng

En tus ojos pienso
se pierde mi mirada.
Otro recuerdo.

©Leibi Ng

Beso tus labios
Me saben a lágrimas
otra despedida.

©Leibi Ng

Ladran los perros
En alta madrugada
se muere mi paz.

©Leibi Ng





lunes, 10 de octubre de 2011

Vocación terrestre

Sólo el latir de la noche
responde despreciando mi variante
que flota sin ruido.
               Asomo de la lluvia
rocía mis balcones
golpeando a los jazmines
en su aroma del Sur.
              No le doy rienda suelta
al grito de mi carne
ni cedo al doblegarme
la sed de mi poder.
             Una por una trenzo las
ganas de soltarle
las angustias vividas
en tantas madrugadas...
             Sentada en la cocina,
vagando por la casa,
sin más escudo encima
que el verbo y su intención.
            Converso con espíritus que no me
        pertenecen en su lugar de origen.
Mucho antes de perderte
ya entero te añoraba
con todos tus fantasmas,
para mi maldición.
             Sobrevivo la ausencia,
la frialdad y el apego
que lastran como el plomo
las alas cercenadas.


©Leibi Ng

sábado, 8 de octubre de 2011

Jardín Zen

Capitán, mi capitán
haz logrado mi devoción
sin cuestionarte
acato las órdenes que fluyen de tus labios
antes que la saliva retorne hacia tu lengua.
Con premura
oculto la incertidumbre de mis pupilas
sublevadas en busca de razón.

Hoy, mi kimono a tu costado
mi prendedor en tu mano
mi rosa en el ojal de tu uniforme
para representar a la nueva Madama Butterfly
que derrama lágrimas rojas sobre la seda.

Oh, capitán
do not leave me
el silencio ronda la piedra
tan breve del instante
en que me adueño de tu corazón
y devela la calma después del amor
de madrugada.

Oh, capitán, oriundo del silencio
como el beso del viento,
you make me live and die,
saeta que resplandece atravesada
en esta luz que rasga las tinieblas.

Capitán, tú marchas y me dejas quieta
para que el tiempo pase sobre mí
marcando dunas.

©Leibi Ng

domingo, 2 de octubre de 2011

Fragilidad

o humano vs máquina

A estas alturas
decir evocación, alba, delirio...
no podrá hacer más fuertes mis ideas
frente a este hálito punzante que roza mis costillas,
que penetra los huesos,
y punza, sí
y late, sí
y porta el oxígeno que debo respirar
para nombrarte.

A este espesor,
volteados los teclados
desnudo el CPU
perdido el UPS
no tengo a nadie que gruña
al deshacer mis rollos cibernéticos
las entradas de virus
los banners entusiastas
el desconsuelo enorme
al escapar de mi las teclas necesarias.

¿No ves que hay competencia y vale todo?
En tu lógica jamás entrará la posibilidad
de que una multinacional me haga un cyberataque.

©Leibi NG

http://do.globedia.com/dispositivos-brindan-facilidades-hackers-estrellas-pop-escarmentadas-cyberataques

jueves, 29 de septiembre de 2011

Viaje astral


Hoy me hice la dormida
y fui testigo del torpe vuelo
de mi cuerpo astral.

Se desprendió muy lento
el nombre musitado como aliento.

Sin tiempo y sin espacio de mi misma escapó,
flotando hacia el techo de la habitación...
no esperaba que desde mi ombligo
un cordón muy fino lastrara su vuelo.

Con suavidad tensaba el filamento
Y de pronto, llegó hasta un paisaje de rocas
un yermo campo donde escaseaba todo
menos las piedras y el polvo.

Poca vegetación y un sembradío de rayos de sol
desesperanzados de lluvia, o de alguna estación.
Y sin embargo, los chiquillos jugaban en un carrusel de viento.

Gente escasa en el campo polvoriento
sin cultivos, ni graneros, ni verde, ni contento...

En casa, mi ombligo, finísima Matrix
reluciendo todo me informaba;
a tantos metros, me hacía ver
el pobre desempeño de mi espectro.

En un horizonte sin matices;
percibí su desaliento
musitando siempre el inolvidable.
Sentí su mirada extraviada
y su regreso amnésico y perdido
mientras yo, me hacía la dormida.
©LEIBI NG

domingo, 18 de septiembre de 2011

Eternidad

Sobre la arena
sin aspavientos
de falsa alegría
como hacen las parejas que fingen,
mirándote a los ojos
con las pupilas llenas de sol y verdad
segura de que amarte
era la decisión correcta
aunque no entiendas mi forma de pensar.
Verás un cielo transparente
aun mis párpados cerrados
y un universo tras mis pestañas.

Cuando la noche clave en ti
el millar de estrellas
de estas promesas.
Encenderás una lumbre
que te retorne a casa.

Mientras mi cuerpo se desvanecerá
entre tus dedos, y tu voz será ronca y lejana,
te dejaré permeado por el llanto
del infinito y las cumbres nevadas.

Yo sé que entenderás
cuando no puedas
repetir mi nombre.

Consciente de tu desmemoria
te convocaré cada vez a la misma hora
como un rito infalible
traspasando tiempos, vidas, geografías,
carnes, huesos, guerra y paz.

Con el santo y seña de un beso
fin de mundo,
fundidos en uno
nos hallará la eternidad.

© Leibi Ng

viernes, 16 de septiembre de 2011

Purdah


Sobre el filo
de la hoja que brilla en la mitad,
cual crisálida envuelta en el capullo
que la salva y la sepulta
Ella
dueña de pechos rebeldes como collados altos
propietaria de la cintura que se estrecha turgente,
ama de un par de ovarios vitales, productores...
Se tapa con la capa de extensas tradiciones.

Hablan los viejos de honra, virtud,
decoro y dignidad.
¿Y tú, qué dices tú?

Para bien, para mal
se plisan maldiciones
en la tela cobalto
que ondea en la penumbra.

Para bien, para mal
la rejilla trasluce la mirada huidiza
de quien cubre las carnes
como esconde la vida.

Para bien, para mal,
perfecta la capucha encaja
cual sombrero de aleros
precavidos que ocultan su pureza.

              Ningún hombre ha venido a pedirte en matrimonio.
              Ningún hombre dará una cabra por ti.
               Ningún hombre será responsable por ti.

Ojos extraños buscan lascivia y descontento
presérvate, consérvate, sepúltate en silencio.
Amárrate el deseo apretando los dientes.
Vuélvete tú un secreto
Namus patriarcal
involuciona azul
hasta plisarte el alma
pliegue a pliegue
doblada,
hilo a hilo
bordada
en la cortina ondeante
que separa tu risa
tu energía, tus movimientos tiernos,
la fuerza con que bailas o deseas cantar.
No enseñes tus uñas pintadas, tu pelo arreglado,
tu mirada hermosa con negro kajal.
Con pasos graciosos atraviesa la noche
modesta, callada, digna y bien tapada.
Quédate arropada. Nadie te conoce.
Nadie te va a extrañar.

© Leibi Ng

jueves, 15 de septiembre de 2011

Citadina

http://petalosalvuelo.blogspot.com/

Hoy muchos nombres pueblan mis abismos.
Algunos conocidos, otros no tanto.
Están aquí mirándome como se mira al profe
que en una tarde absurda dicta clase a desgana.
Yo sé que estos asientos tendrán un costo luego.
Los habrán convocado usando algún señuelo:
que si serán más sabios, que si hablarán en lenguas;
que si dentro de un tiempo, renovarán sus vidas…
Yo sé que son los menos.
Digo que están haciendo lo imposible
para alterar la historia del reino del “Non Problem”.
Han logrado que haya gente de mal humor en
cada ventanilla de servicio al usuario.
Se empeñaron e hicieron que el asfalto caliente
aumente a un mar ardiente de lava y gasoil.
Las piezas de los carros de concho vuelan solas.
Los trozos de aceras te patean a placer.
La nueva moda de colocar basuras en las cuatro esquinas
es cosa de dementes, mientras suenan sirenas,
alaridos hirientes con el pasar violento de un motor
demoníaco, envuelto en humo negro.
Aquella mujer vieja, la del traje sin brillo,
como si no entendiera, frunce el ceño
mas yo sé que es la vista lo que el entendimiento arruga.
Esta ciudad me expulsa, me revuelve y destroza.
Muro yo, permanezco.

© Leibi Ng

sábado, 3 de septiembre de 2011

Indulgencia

Acuarela. Yin-lai Trinidad Ng
En la orilla distante
la pareja
se hunde en lo invisible
tratando de fundirse entre
rivera, limo y piedras.

Emerge con un ritmo
de olas de aguas dulces.

Hay certeza en la piedra
vaivén de algas fiesteras
y no sé qué de ausencia
en las firmes riveras.

El eco de los besos
se pierde en un poema.

La ternura empujada
por la prisa no espera.
La sangre que palpita
se agolpa en arroyuelos
que fluyen impetuosos
hacia un cauce violento.

Gime y late la vida,
se funde en miel y tacto,
suplicando al espacio
un tiempo,
un movimiento...
un absoluto encuentro.

Se funde como llama
de hogueras simultáneas
que estallan en fotones
celebrando la fiesta de la vida

que relativa mueve
que relativa extiende
                     luz y espacio
sin aceptar el nunca
ni la total espera.

Demandan mi indulgencia,
la compasión despiertan
aquellos que desoyen la ternura del cuerpo
y a la pasión se entregan.

©LEIBI NG

martes, 30 de agosto de 2011

Susana


A Susana Gautreau De Windt



Susana que rezas
junto con los pobres
para que la lluvia
no inunde sus vidas.

Susana valiente,
ni tormenta ni hombre
pueden contenerte.

Reclamas, pronuncias
arguyes, sostienes…
Brava cual moderna
reina de la selva
demandas ternura
y ante todo sueltas
valientes proclamas,
solidaria y dulce,
echas ya por tierra
-siempre apasionada-
cualquier estamento
que no sea canción
que a tus sentimientos
eleve a concierto.

Muñeca arawaca de ojos de Universo
la noche te llama, te nombra, te espera
para con su beso regalarte estrellas
puñado de sueños y nocturnos versos.

©Leibi Ng

Las jardineras del Barrio Chino

Usadas como basureros, deberían ser limpiadas todos los días varias veces.

Posted by Picasa


Las jardineras del Barrio Chino
no tienen flores, plantas deseadas,
ni enredaderas, ningún trifolium,
ni una matica, ni una albahaca.

En ellas crecen diarios, cartones...
sólidos, aguas, vidrios, bidones...
puede que nazcan después de un tiempo
sopas, refrescos, algún picapollo.

Las jardineras del Barrio Chino
sin ser sombrillas regalan sombras
son el banquito de los cansados
el muro estrecho del desganado.
Poyo sin cetro, trono alcanzable.

Las jardineras del Barrio Chino
guardan las letras de lo pagado
facturas rotas, rosas, azules
frágiles, mustias, sueños frustrados.

Las jardineras del Barrio Chino
en vez de flores ofrecen hombres.
Tal vez el árbol que ellas contiene
se robe el alma del visitante*.

Las jardineras del Barrio Chino
no sé que tienen que me entristecen.
Yo a veces siento que por las noches
entre silencios, claman y llaman.


* Existe una leyenda en Indonesia sobre el extremo aroma del
Ylang-Ylang (odorata de Cananga), y la sustracción del espíritu a través de la aspiración.
http://www.depression-guide.com/lang/es/ylang-ylang.htm

sábado, 27 de agosto de 2011

NO ES UN POEMA

Playa de Guibia
Dijo: "No es un poema"
y soltó la hoja que descendió
hasta un punto cercano a su rodilla.
Una mano invisible hecha de viento
y vapor de mar ajeno
la elevó hacia la mano de la tarde lectora.
El plástico ahuecado
repleto de maqueyes
tornasoleó con dejo de piedra calcinada.
Los últimos rayos de un sol desguarnecido,
no alumbraron las letras.
La hoja del no-poema
se deslizó rebelde
movida por hormigas
disfrazadas de arena.
En un marco sin lienzo
se acomodó desdeñando 
la persecución del torpe.
Hubo entrega en la forma 
en que la espuma blanca 
lamió su letra triste.
Un resto de amargura 
se despidió en trocitos 
de papeles mojados 
rumbo hacia la marea.
El hombre, derrotado 
repitió al horizonte:
"Eso no es un poema".
Y las olas altivas 
rompieron en la playa 
con un rugido sordo 
tragándose hasta el fondo
la rigidez del viejo y pulido tronco.


©  LEIBI NG. 2011 ·

miércoles, 24 de agosto de 2011

Hayao Miyazaki: también es poesía

Hayao Miyazaki

Es imposible ver sus filmes y no quedar inspirados. Es imposible verlos y no sentir el toque básico de la dedicación y la belleza. Hay humanismo y esperanza aún en momentos muy tristes y hay poesía en cada línea trazada. Mi homenaje y admiración por este japonés que ha legado al mundo una muestra sensacional de su cultural.

http://es.wikipedia.org/wiki/Hayao_Miyazaki

domingo, 21 de agosto de 2011

Concierto

A los del aquelarre de la luna llena

Defino el verso
aroma de nubes
me sujeta la brisa por los dedos
pendo de un río de nácar y claveles
me atraviesan
como mil puñalitos hechos de letras.
clavándome en el mundo ya sonoro,
ya gráfico, ya luz.

Digo el poema cuando oigo las voces
de los diseñadores del abecedario.
Desde sus letras fluye,
acompasado,
el gran concierto
del imaginario.
Posted by Picasa

sábado, 23 de julio de 2011

Sube Santo Domingo


Aunque no en silencio, como hacen las termitas,
el tetris urbano va tomando formas.
Le muestro a mi hija la vastedad
del pago y ordeno.
Lo inverosímil se acomoda block a block
con una realidad irrefutable a prueba de huracanes
pero sin garantías.
Es un poco el azar ...o el desconsuelo.

Del solar convertido en basurero,
se pasa a un hueco que amenaza tu corazón de isla
y después te embalsaman.
En un día o dos levantan catafalcos de hierros y maderas
que luego sepultarán con mezclas de cemento.
La masa gris un día amanece pintarrajeada:
empieza a pulular el olor de las flores que adornarán balcones.

Para cuando el "Se vende" sea tan solo un recuerdo,
cinco o seis cuidadores que hablan patois
en la noche dominicana pulularán dispuestos
a ganarse ese pan al que tienen derecho ...y permanecen.

La gente aceptará con mucha indiferencia
que el tetris se complete inacabadamente.

Me recuerdan la tele que veo pasivamente:
"Caiga quien caiga" seguido de "El rival más débil"
un guión, un elenco, unas ventas, un show...


Suponiendo que grietas no existen 
(no se ven, se masillan);
que las cloacas se llevan las aguas al Caribe
y que en algunos bancos, en lugar de caudales, 
existen simplemente vasos comunicantes
de fluidos dominantes, ...suponiendo.


¿A quién le importa que cada inmobiliaria
suba la marquesina al nivel que le salga
y adornen los residenciales con basureros en las esquinas,
diseños sin espacio (para la discusión)?

Moderna mi ciudad se eleva en desconcierto
entre el cielo y las costas
de arrecifes de colorada entraña.

Es la ciudad perfecta.

Porque lo pienso, aún puedo caminar por aceras de ensueño
y me ejercito subiendo y bajando planos inexplicables
y salto obstáculos como una atleta
y refino mi olfato con aromas putrefactos
y me siento heroína cuando, sana y salva, cierro la puerta de casa.

¿Por qué me siento sola creyendo que el futuro no llega todavía?

©Leibi Ng

Nota:"...el proyecto de imponer la razón como norma trascendental a la sociedad se llama MODERNIDAD." Wiki

miércoles, 20 de julio de 2011

La oración de una




Oye mi ruego Tú,
Dios que me calmas,
recoje uno por uno
mis dolores,
Tú que a millones
dejas sanos y salvos
rozagantes e indiferentes
ante mi agonía.

Dime por qué
concentras en mi cuerpo
los aguijones 
de esta bestia horrenda
que clava en cada poro de mi carne
sus ponzoñas cargadas de veneno.

¡Qué magnífico Dios
de casi todos! Capaz de concentrar
en sí mismo las fuerzas 
que otorgan salud y bienes
a unos sí, a otros no, 
sin desentrañar el misterio de elección
y apenada me dejas sin saber
por qué mis huesos
son tan frágiles
y mis venas tan tiesas.

©Leibi Ng

jueves, 30 de junio de 2011

Despilfarro


Porque no tengo casa, ni tierra ni sombrero,
paseo con la levedad de ir por delante.

Los amigos los pierdo si comprueban
que no tendrán conmigo más que aromas e instantes.

Terminarán girando sus índices en sienes
dictaminando que soy el despilfarro
 de la vida, la luz, la palabra y los sueños.

Que yo me doy entera
o dividida para todos
porque entregando es como se recibe
la llave que hace libres
mis dos alas.

© Leibi Ng

De la imagen: http://nohaycomolodeuno.blogspot.com/2010/11/corteza-7.html

martes, 28 de junio de 2011

Te invoco como a un mantra

En el horóscopo chino, soy caballo. Me enamoro de causas imposibles tal vez porque siempre quiero ser  LIBRE.

NO SE ME VA TU NOMBRE
no se quita,
no hay forma de borrarlo o desterrarlo.
Se ha clavado en las sienes como historia incestuosa o de morbo -que es la que permanece-.
Tenaz en la costumbre, regurgita y sabe tanto a ti como tu aroma. Por eso las paredes
se sorprenden cuando miro a los lados buscando como loca tu persona.
Te quiero vomitar y no consigo la arcada que te expulse de un buen chorro.
Mira que yo me afano en extraerte
pero te hundes aún más
como el secreto
que un día me confiaste.
Como la sangre coagulada en una herida abierta
no cesa la hemorragia de tus letras
y no me vale nada extrangularlas
separarlas por sílabas, taparlas...
Llegué incluso a colgarte, cual pañuelo después de echarte un frasco de legía
y fue tal el arraigo de tu nombre
que terminé más pálida que un lirio:
blanca yo cual fantasma; firme tú en negativo.
Otra vez te escribí mil veces, destrozando el papel
llena de rabia y luego lo doblé pliegue por pliegue
para enterrarlo en un pomo de dura porcelana.
Te hundí, te hundí, te hundí...
de tierra pisoteada y luego
regresé borrando huellas para no retornar jamás al prado.
Pero esa noche, al posar mi cabeza en la almohada
en un momento, ¡ay! un breve instante propio
te volví a pronunciar y fue como romper
de nuevo los cerrojos. Entre llanto y dolor
grité una y mil veces más tu amado nombre
vencida porque sé que en carne abierta
gangrenada estaré hasta que un rayo
me cercene.
© LNG

sábado, 25 de junio de 2011

Desolada

Andreea Anghel CIGARO

En esta antología que se quiebra,
ensarto las palabras que no anidan, 
escupo una por una las distancias 
que sangran por la herida 
de cualquier piel emana roja 
y densa corre hacia el centro de gravedad del alma 
pretende remojar su origen 
sabiendo que la caída es perpetua 
e imperfecta 
solemne soporta la crueldad de los enmarcados 
decorando la tristeza con la inmovilidad 
de los mosaicos 
sin sorpresa abre los ojos a la suerte 
del alma en pena que habita en los retratos 
sabe que no vendrá 
la casa entera es propiedad del llanto 
y devora sus lágrimas cubriéndola de polvo, 
no de estrellas ni de motas de Cosmos, 
sino de angustia y gris, 
resignación y pena amueblada 
víctima de su afán por perpetuar la especie 
se sienta en el umbral 
a ver si el hambre de lo desahabitado 
la deja un día más con vida.
©LEIBI NG

martes, 31 de mayo de 2011

Fulge la estella del agravio

Rolo Ledesma
http://www.facebook.com/rolo.ledesma
Todo parece denunciar que sí
que moriré de rabia y llorando
sentada como Eréndira
en lo que llega el próximo trabajo.
En el presagio de la ceguera
en la negación de las simientes
la afirmación de la frustrada metamorfosis del asilo
apunta a que la vida
se esconde entre los libros
a que de tan blanquísimo
el arroz me deslumbra con sus graneadas luces
me invade en los resquicios pringosos del concón
el volcán de la inercia y las rotas alas de la fe desaguada
Todo parece enrolar la afluencia del fregadero pulido
por los fierros que punzan reflejando la espera entre una mesa y dos
qué curiosa la vida que desguaza y rebana el día tras la tarde
la noche y la alborada en la más fría ensalada sin sal y sin vinagre
Ah, los tiempos que cambian
estoy dramatizando para espectadores desconcertados
la energúmena obra y soy tan mala actriz
que la piel se me nota, la sonrisa se enquista
los ojos no sonríen ni brillan con la escena
de esta secuencia con la cámara lenta
en que debería mostrar miedo
y me importa un comino
si hay aplauso
o si no.

sábado, 14 de mayo de 2011

Cuídate

Forget alphabet soup, by Ryiane Shadows, from devianart.com

Cuídate
de la simple verborrea.

No te asomes
a las frases abundantes
que en Diego dicen quedar, ¡y no te digo!

Al entramado cansón jamás te rindas
pues es obvio que la población es presa del desvarío.

Hazte tronco en la silábica luz
de tus principios
                         sin temores
protégete de verbos invasores

es tu esencia lo que defiendes y guardas
                       con ahínco.

De los mandamientos diez, no veinte y cinco.

Reflexiona porque muchos usarán el alfabeto
para decir que dicen lo que el entendimiento
no logrará comprender desorientado.

Ellos quieren confundir en el caos de la verbosidad
la esencia misma que envuelven cual cebolla
en veinte capas de baba de caracol lenta, espesa
para terminar dejando alguna idea desamparada y desierta.

Cual traje de emperador, la poesía hueca
acusa la paradoja, tras misterio
pero en vez de sugerir, te desconcierta.

sábado, 7 de mayo de 2011

Ejercicio frente a un cuadro de Clara Ledesma



Esta que veis
espejo en mano
ha pasado las pruebas.
Es gente de primera.
Aureola púrpura la eleva.
Cambió el azul por luz
venciendo obstáculos.
En círculos rodó,
vivió en tiempo de guerra
hasta que raudo huyó
el monstruo tras su espada..
¿Notan la fuerza nueva
que gobierna penumbras?
¿Acaso no se asoma
la victoria en sus ojos?
Muchos no harán idea
del campo exterminado
Ni del tiempo estregado,
del humo, las batallas...
La carne destajada abierta
en redención por la causa ganada
No habrá rastro del tiempo
del dolor encauzado
ni de las flores mustias o el acíbar tragado.
Ni una brizna del llanto
Ni un átomo del miedo
Dividida en sí misma
confrontó luz y sombra
hasta ganar la eterna
vocación de su esencia.
Está sola, mas no.
Es un ente preciso
renacido en sí mismo
de la metamorfosis inevitable y cruenta,
tarot enrevesado de caóticos verbos.
Subióse tramo a tramo
la escalera de angustias
para entrar en el centro
del núcleo fisionado
de la energía del viento.
Solo ella sabe reflejar los matices de su elevado celo
por alcanzar la estancia de su frágil espejo.

©Leibi Ng

viernes, 6 de mayo de 2011

Lo que no se me ha perdido: O, no te equivoques

¡Je, je, je! A veces me equivoco de blog!

Lo que no se me ha perdido: O, no te equivoques: "Poverina Buscabas una dama convencional y cínica, Capaz de descollar en las frívolas fiestas. Envanecida y bella vistiendo seda y lino U..."

lunes, 2 de mayo de 2011

Muerta en combate

Desde tu ausencia amor
toda mi vida es mudanza, estibamiento, empaque...
no se asienta el alma en casa nueva,
no acepta las llaves que perduren
se niega a anclar, pobre errante velero.

En aparente orden se organiza
el desayuno, los folios, el trabajo...
pero no se está quieta,
no existe, vive o permanece.
Es presa de la angustia y la mantiene.

La ropa tendida esparce aromas
y es como si vinieran de vecinos
el café recién hecho sabe a sombras
y el pensamiento vuela hacia tu lecho
Aquel era su hogar, no estos escombros.

No se halla, no quiere, no se encuentra
en el ahora falla todo el tiempo
decidida a no considerar el sitio
se niega a disfrutar de cara al viento.

Paloma triste que de noche llora
el plomo que le afinque en territorio,
la bandera que anuncie la conquista
de su otra mitad en combate muerta.
© Leibi NG