jueves, 16 de septiembre de 2010

Mi primera canción a los 15 años

Canción para cantar bajo la ducha

Qué tonta fui
nunca debí
querer tu amor
si no eras para mí.

Que tonta fui
por pretender
cerrar tus brazos
en torno a mí.

Y ahora yo
estoy aquí
sola sin ti
gimiendo mi dolor.

Y ahora yo
veo morir
mi corazón
como muere el sol
con el atardecer.


Qué tonta fui
nunca debí
querer tu amor
si no eras para mí.

© Leibi NG



2da. canción para cantar bajo la ducha



Cuando estás cerca
la piel se me subleva
levanta la bandera
de la espera
en ciega expectativa
como un banderillero
espero ese momento
en que vengas a mí.

Cuando te veo
tus ojos se me abisman
me cortan los suspiros
suspenden mi vivir.

Y tú no te das cuenta
me miras sin notarme
me olvidas sin hablarme
pasas siempre de mí.

No mates la pasión
que corre por mis venas
no hagas como si fueras
difícil de tener,
sin alma, indiferente
un sueño inalcanzable
un dios en el Olimpo
me matas sin querer.

Yo soy embajadora
sin tregua ni moneda
que negocia la entrega
de tu amor
Y tú no te das cuenta
distante y veleidoso
que me consume el fuego
del amor.

© Leibi NG

No hay comentarios: