domingo, 29 de agosto de 2010

Radar

Existen muchos movimientos literarios, muchos métodos... Yo sólo hurgo en mis adentros, rápido pues no hay tiempo, a partir de una imagen, decir lo que a mis dedos venga. Corrijo poco. Al diccionario voy. Disparates tal vez pero me entiendo. No pretendo decir nada que no sea mío, mas sé que todo lo que soy es fruto de las edades de mis sentimientos. Lanzo todo al azar y sé que en las inmensidades, un alma viva como yo, me escribe; un alma viva como yo, me lee. A ella le dedico estas palabras.

RADAR

Yo sólo te busqué, contorno, nube
en el azul celeste concentrada
tan firme, tan segura, tan demente
que logré desplegar siluetas de alas.

En la panza de muerte del pájaro plomado,
radar de mis desvelos,
recepción de mis días,
esperé tiernamente a tu costado
y me fundí en tu cuerpo de labriego
copulando la luz del huerto claro.

Yo siempre te busqué
sin singladura
como una nueva Gilda tras un Jhonny,
desnudos mis dos brazos de mentiras
desatado rubor de estrellas, cisne
mis dos manos.

Te busqué y grité el comienzo de la era
en una dimensión no descifrada;
negando mis segundos más reales
tu nombre se hizo sangre por mis venas
y tu angustia herida feroz
que aún sangro recordando el tibio tacto.

© Leibi NG

martes, 24 de agosto de 2010

Salto

Obra de Ada Balcácer
Suéltame, sencillamente
mi salto está preparado
tengo los músculos tensos,
los reflejos calculados.
Déjame, ya no hagas drama
ni me quisiste ni quieres
ni me sueñas a tu lado.

Nada me ata a tu casa
tu penumbra me atenaza
soy color que estalla solo
en medio de tanta ausencia.
No negocies, ya no hay plazos;
sueños rotos y quimeras
se arrinconan en la estera.

Los jarrones se parecen
a este cariño estancado
que con sus flores marchitas
van aromando algo malo.

Los colores se han perdido
los mantos parecen ralos
una pátina de duelo se ha posado
en cada cuadro.

Ahí te dejo la energía de un amor desesperado
que lo intentó casi todo por no lanzarse al vacío
pero ha llegado el momento y ¿sabes que?
voy contenta; al decidirlo han venido
muchos tonos en mi ayuda;

no hay matices que me sobren
tengo todo lo que quiero
para empezar desde cero
no importa que al cerrar puerta
me chupe el abismo frío de tu perdida ciudad.

¡Ah, que olvidaba las llaves! No las necesito más.

© Leibi NG

viernes, 20 de agosto de 2010

¿Dónde me quieres ir, Vida?



Cuando quieras, donde quieras
por la sangre que me corre entre las venas
con el brío que me impulsa calle afuera
tras los labios que flexibles no me aprueban
Cuando quieras, donde quieras
bajo el cielo que se aclara o se oscurece
contra el suelo que recorre mis sandalias
en la noche que se abisma en mis pupilas

Donde quieras, cuando quieras
a la hora de los encuentros eternos
para bien o para mal concatenados
ante leyes de los dioses y los hombres
desde el eco que reafirma mi cultura
durante los eones dimensionados de acentos
entre brumas y residuos de vía láctea
hasta todos los aspectos esperados
según mi pasión no escrita
sin que medie fuerza alguna
sobre la faz de la Tierra,
mediante tus reglas de juego,
Tuya soy, oh Vida plena.

LNG
Posted by Picasa

lunes, 16 de agosto de 2010

Yo soy

Yo soy la niña del pijama a rayas
Miro insomne detrás de la alambrada
Te espero sin saber que no tengo esperanza
Te espero porque quiero creer que vendrás
Te espero tan golpeada que ya no siento nada
Te espero y no me atrevo a dibujar en tierra 
                                 el mándala que auspiciará tu regreso.

©LNG

domingo, 15 de agosto de 2010

Horóscopo uno

Los montes Dolomita. Si vuelvo a ver el Sibillini lo reconoceré.
Ascoli Piceno quedó dentro del alma. Me gustaría regresar antes del adiós definitivo.



Salud:
No es el momento óptimo para escalar el pico Duarte
recuerda que cuando subiste a la Gola dell´Infernaccio
te dio un golpe de oxígeno y caíste en buenas manos.


Trabajo:
Expresas lo que no sientes y sientes lo que no expresas.


Amor:
Nada será como antes.


© Leibi NG

sábado, 14 de agosto de 2010

Meditación trascendental

http://nohaycomolodeuno.blogspot.com/

Una vez entregada, ponderada, aplastada por un peso mayor que el de tus  huesos…
abultada, inflada y desinflada, manipulada.
Penetrada, insuflada, henchida, exagerada,
engordada, pellizcada, mordida y aruñada.
Desgonzada, vertida, ahuecada, agrandada, perforada.
Zarandeada, abombada, volteada, revertida.
Impresionada en la blanca sábana como litografía, despeinada.
Levitada, alzada, suspendida…

Una vez hundida entre la espuma
del almohadón silente que sostiene tu espalda sudada.

Una vez empujada dos mil veces con otras tantas veces impulsada;

deshidratada, hinchada, embestida, agujereada...

Hincada en la hendidura,

                                   obstruida.

Exprimida, amasada y agrandada...

                                  convertida.

Poseída, atestada del líquido de vida taponada.

                               Serenidad te envuelve y vuelas lejos.

© Leibi NG 

sábado, 7 de agosto de 2010

Dolina triste

http://nohaycomolodeuno.blogspot.com/
No lo digas a nadie,
terminé sucumbiendo.
Deshojé crisantemos en un nervioso gesto
que pretendía de ausencia disfrazarse algo inquieto...

No lo digas a nadie
pero el cachorro tierno de mis siempre recuerdos
se niega a los barrotes de un olvido siniestro.

Por favor, no repitas
la endeble fortaleza de mi falsa firmeza
es que profundo en carne, agudas me penetran
agujas que me zurcen tu nombre al rojo vivo con una doble "E"
de "estúpida emotiva",

remiendo más que inútil
pues te me hundes muy adentro
como cenote hueco del agua de tus besos.

©Leibi NG

domingo, 1 de agosto de 2010

Mensaje para Charles Bukowski en el infierno


Yo no soy poeta
No combino las palabras más bellas (las respiro)
Los tropos que enlazan sus esencias se me escapan, (los vivo)
No mancillo la memoria de Lorca (está presente en mi vida cotidiana)
Ni pretendo arrimarme a Machado (estuve en su piel algunas veces)
Últimamente estoy leyendo a Freddy Gatón Arce (y créeme: nada que ver contigo).

Soy tan solo un alma que anhela la belleza de las palabras;
más aún: anhelo las imágenes hermosas que me traen esas palabras.

No puedo empatizar al escucharte hablar de la prostituta que robó tus poemas
primero, porque estabas tan borracho que habías perdido el control de ti mismo, como casi siempre;
segundo, porque como me dijeron una vez: si dejas lo valioso en un lugar expuesto tientas a la suerte.
Y tercero, eres más famoso por tu conducta que por tus poemas.

Sinceramente Charles, creo que la legión que te sigue, y tú lo sabes, no es por la calidad de tu lirismo (¡ja!)
es porque no tienen cojones para autodestruirse con tanto escándalo.

©Leibi NG