viernes, 18 de enero de 2019

APUNTES ANTES DEL MAR SECO


Procesión de autómatas
en espacios mecánicos.
No vale el agua sobre
la cabellera cósmica
ni las oraciones gregorianas
ni los cantos lúdicos del Pitbull.
No vale el rogatorio
de los inseguros
ni el desdén de los inconscientes.
Clavija por clavija
se insertan los huecos de la red supervisada
por el Dios del Miedo
sepultando Humanismo
en la espiral catastrófica y autodestructiva.
Emergen solo mentes de Maestros
que nada pueden hacer para reproducir saber
y contemplan sin reír
los equívocos del ser
que resta vida
ensanchando equívocos.
¿Qué llanto a raudales consolará el alma dolorosa de las madres
que amamantan a los inocentes lejos del patrón del mal?
¿A qué caverna oscura llevaremos a los sobrevivientes?
¡Oh, mar que diste vida y vida clamas,
no mengües, no te seques.

*Leibi Ng

jueves, 17 de enero de 2019

Silvio José


Un niño me dio un regalo,
mandado por su mamá
y no puedo reapresar
sus cariñosas palabras,
la voz de duende dormido,
la más hermosa expresión...
Un niño llamado Silvio
me ha robado el corazón.

©Leibi Ng

ESTAMPA



Cantabas al despertar
vital y alegre
como un río
que conoce su cauce.
Dejabas por la casa
un rastro de agua
como pequeños charcos
donde me reflejaba.
Te ibas con un beso y dos palabras.
Yo recorría la luz
como quien se recarga
por la guerra y la paz
que hay entre batallas.

©Leibi Ng

sábado, 12 de enero de 2019

Con voz de pez...

Puedo secar tu llanto
antes del tiempo fuera.

Atajar con remedio
la insoportable huella.

Salvarte en el instante
que cedes a tu abismo.

Perder el equilibrio
de dos pupilas ciegas.

En el mar me estremeces;
con dolor me oxigenas.

No estoy fuera del agua
la quietud me desvela.

Con voz de pez te llamo
silencio me contesta.

Quiero que no sea tarde
cuando cese tu pena.

©Leibi Ng

miércoles, 9 de enero de 2019

Despierta


Despierta
música en mis venas
desde el infinito-
Energía que fluye
en varias dimensiones-
En mi cuerpo habitan
vidas paralelas
con reminiscencias
de pálidos nardos.
Soy yo, más que iluminada
consciente hasta ahora
aquí para siempre
giro en el instante
más cierto y preciso
soy pincel al vuelo.

Soy el minutero
que late y avanza
tras el segundero
recto como lanza.
Ni ayer
ni mañana
Es aquí y ahora
Soy yo
Soy mi mundo
Respiro y te siento.

LEIBI NG

martes, 1 de enero de 2019

Amor virtual

 Imagen de Internet

“Si el amor, como todo,
es cuestión de palabras,
acercarme a tu cuerpo
fue inventar un idioma”.
Amor, Luis García Montero

Ocurre tantas veces
y siempre es un milagro:
el hallazgo intangible
de una boca entre mil;
las yemas de los dedos
unidas en el aire
formando arcos distantes,
cuatro muslos también.
Un toque de locura,
un riesgo de suicidio.
una pizca de gloria
frente a tu resplandor.
La virtual elección de un ente
(cuando hay miles)
de un nombre y apellidos
(cuando pueden ser más),
el abandono explícito
a todo lo aprendido,
explorando otro idioma
conocer otra mente
que te puede habitar.
Pero ocurre que a veces
la señal se interrumpe…
debilita la marca
y no hay huellas después.
Se quebrantan las reglas
y la sed no se quita
¡Oh, el dolor de la espera!
¡Oh, ese derrame interno!
Rayos, atmósferas, nubes…
Entran plasmas adentro
los silencios absurdos,
equívocas ideas, cerraduras
perfectas para el olvido incierto,
el camino más fértil hacia la soledad.

LEIBI NG
1º de enero del 2019

viernes, 21 de diciembre de 2018

Mi historia

Yo esperaba tu llegada
a través de la geografía del tiempo.

Predijeron la franja interminable
de huesos minerales y canto triste.

Iba a tientas y tropecé diez veces.
En los golpes busqué afanosamente...

Pero los frutos maduran a su tiempo
mientras las ostras lloran perlas.

Encajaríamos, moldeados por los dioses,
joya en engarce, marquetería perfecta.

Han pasado los años con su juego de luces
y el incesante ir y venir de olas adormece.

Chillidos de gaviotas me despiertan.
La voz dentro de mí, dice: "No es hora".

Fijo los ojos en el horizonte plano y lejano
de la espera y comienzo a reescribir
mi historia.

©Leibi Ng

lunes, 17 de diciembre de 2018

No, amor ya no



Desbalance monstruoso:
minutos de dicha, meses de dolor.

El alma se queda esperando
lo que no vendrá.

Ni distancia, ni tiempo
pueden apagar la luz de tus ojos,
tu forma de besar...
y aún sonríes
aunque me hagas llorar.

No, amor no busco ya.
Al comienzo suena el trino de un ruiseñor
al final se siente la herida de una traición.

Y sin embargo, basta un suspiro
para evocar lo hermoso
del perfecto amor.

©Leibi Ng

domingo, 16 de diciembre de 2018

Destino


Amorfo globo
rueda por la nada
vuelta tras vuelta
toma forma nueva
accidentes, huecos,
relieves moldean.
Formas idóneas
generosas blandas
deseosas de tomar
espacios al afecto…
En el momento del tropiezo aciago
(forma curiosa de perder el alma)
busca salientes, filos puntiagudos
auto dañarse, si el amor falta.

Pero insistes en llamarlo destino.

©Leibi Ng

Insignificante

Dani Soon 

Pequeña...
Pulgarcita
diminuta...
cosita insignificante,
como brizna
bolita de pluma sin tinta,
remedo de átomo.
Invisible...
Con tu poder
de hacerme sentir nada...
¡Ahí te quedas!

©Leibi Ng

viernes, 14 de diciembre de 2018

Yo soy


Aún en el silencio
yo soy
Postrada ante lo inmenso
soy
Enjaulada o libre
soy
Arena en el litoral
soy
Caracol en el mar
soy
Lucero en el firmamento
soy
Partícula en el aire de lo ignoto
soy
Y respiro
intercambio mi aliento en el silencio
soy
Espacio en el que escucho mi propia voz
©Leibi Ng

Justos por pecadores

Desterrada
echada fuera
Me diste con la puerta en las narices
tan solo por mostrar a Adán y Eva
¿A quién llamas violenta?
Tú me has dejado muda
incapaz de escuchar
atender mi razón.
Justos por pecadores
desde el origen
inapelable dictamen
que convierte al frágil poeta
en pederasta o proxeneta
y al arte en pornografía.
¿Un pezón es el problema?
Pero glúteos y caderas
con cuerpos entrelazados
insinuados o a las claras
evaden toda inspección.
No me hables de justicia.
Es mi lección aprendida.

Ahora espero en el recodo
del infinito
donde la Luna alumbra
con brotes de agua y el polvo guarda
mis huellas
como joyas a mi paso.
©Leibi Ng

martes, 4 de diciembre de 2018

Delirium tremens

Tengo miedo, amor
del día perdido,
de la distancia entre los dos
-delirium tremens-
Miedo de estar sin voz
miedo de verte
miedo del aura magna
del reiki de tus manos
de la humedad contenida en tu lengua
de las palabras que tienes en reserva...
Este temor que nace de mí misma
en el mismo lugar del deseo de tenerte.
©Leibi Ng