domingo, 6 de agosto de 2017

DISTRACCIÓN


Ha caído la lluvia,
cadenciosa y perenne
y tu cuerpo desnudo
persiste en mi pasión.
Un relámpago lento
de movimientos breves
sobre sábanas blancas
y almohadas al revés
La cortina sonora 
que acompaña suspiros
es rítmica, afectada,
ñoña y dulce a la vez
porque con la atención
concentrada en su lengua 
son como cuchilladas
los ruidos que intervienen
interrumpiendo el hecho 
del somero placer.
No me distraigas lluvia 
que no quiero escucharte.
Déjame con mi amante
fundirme en la avidez
de reiniciar el mundo 
ahora, y luego otra vez.
© Leibi Ng

miércoles, 26 de julio de 2017

Monte Taijeto


Él descubrió la llave
del alma femenina:
Vulnerable cual niño
confesó sus dolencias
Debilidades, taras,
cicatrices, cortadas,
mutilaciones ciertas
y por tanto variadas.

Ante ingenua franqueza
la mujer se amilana
saca amazona interna
y asume la batalla:
"Yo te defiendo, hijo".
"Yo te cuido, mi alma,
que para eso me han dotado
dos órganos que ovulan
y un útero engarzado con divina
misión: A la vida dar vida
y a  la muerte prisión".

Y poquito a poquito
el mendaz se hace fuerte:
Fuerte en hábitos fijos,
fuerte en líos y tramas
chupador de pezones
ya nocturno, ya diurno...
Hasta que bien seguro
va sacando sus armas;
vengativo, asertivo
cercenador de palmas.

Y un día el alma grande
de la madre que espera
se eleva en su estatura
y saca fuera el karma
lanzando al hijo ajeno
al Taijeto que aguarda.

Con la única tragedia
de que instinto materno
en otra hembra renazca
y el infeliz arraigue
y nazca nuevo lactante.

©Leibi Ng

Insalvable


Todo su amor era roto,
resquebrajado, incompleto.
Nació pichada vasija
eso sí, muy bien florida.
El primer día de la creación
Ya se le salía el agua,
aunque probaron con música,
sueños, anhelos, las ansias…
Otro fondo no tenía.
Otro fondo no acataba.
Sólo incontinencia fue
a lo vacío destinada.
Incansable se movía bajo caños
ya fueran de fuego o lava…
Hasta de lodo o de limo
quiso un día rellenarse
Pero fisura insalvable
no se tapa cual balón.
No permitía que nada
se asentara en su pudor.
Así maldijo al mismísimo
Señor Dios que lo creó
Se llenó de imprecaciones
para el principio creador
Y todos eran culpables
desde su hueca visión.
Todo menos el hoyito

de su pobrecito espíritu.
Yo pretendí sembrar flores
cultivarlas con amor,
pero la vasija solo
se llenaba de dolor.

©Leibi Ng

jueves, 13 de julio de 2017

Microrrelato


Flora Borsi

Yo no miré tu cuerpo ni tus manos
no reparé en tu cuello...
Sí en el ojo cuyo párpado abrí para entrar en tu abismo.

©Leibi Ng

sábado, 1 de julio de 2017

SIEMPRE EXTRAÑA


A J. que ama demasiado

Olvídame en el Metro como a un libro.
No permitas que nadie me devuelva.
¿En qué lugar? Donde el vagón se rompe,
lejos de tus dos ojos que han mentido.

Alejada de Dios, que sin ser tuya
pisoteada por mil, como un repudio,
la tristeza redonda en arandela
querrá romperse como una quimera.

Y es por permanecer así humillada
por lo que el trajinar convierte en alas
el destino final de desterrada...
Rosa mustia de espinas despojada.

Pero se queda en mi tanta palabra:
demencia de perderme, extraña siempre.

©Leibi Ng

domingo, 25 de junio de 2017

DESTELLO 2


Un día, en el futuro,
a ti que tanto amaron,
descubrirás de pronto
que en realidad fui yo
la que te puso el alma
donde ponía la voz,
y tu arrugada cara
regalará un destello
de luz a mi fantasma.

Ni siquiera sabrás 
recuperar mi nombre
y yo seguiré libre
en mi tumba de arroz.

©Leibi Ng

jueves, 22 de junio de 2017

PUERTO DE CORAZÓN


Los peces del Ozama
parece que nos besan adelantando labios.
De un calor que desnuda y una verdad que espanta
portadores.

Del fondo del Ozama, deshechos de las lianas
gomas, plásticos, goznes, llantas, lágrimas
tantas...

De siete ríos sin puentes
del horizonte ajeno y así tan deseado
Santo Domingo vibra como la piel del chivo
tensa, sonora, ágil, sensual y tan campante,
como flama de fósforo
como de encendedor...

Esta ciudad palpita
viva, como estoy yo.

Desde el fondo del río
va surgiendo la voz
mil veces acallada
mil veces en canción.

Santo Domingo vive
puerto de corazón.

©Leibi Ng
#30DíasdePoesía #RetoPoético #ContrabandoPoético

miércoles, 21 de junio de 2017

PATRIA LIMPIA



Ni los mangos que caen de las matas
ramilletes dorados y verdes
de dulce presentido,
ni las hojas de espadas que se cruzan
en duelos consumados de latidos
ni las copas de los árboles rebeldes
ni la proximidad de los pájaros
ni los troncos anudados en mi supervivencia…
Nada de lo que poseo hoy es suficiente
porque los toldos no impiden la herida del sol
ni el asfalto roñoso ablanda mis pisadas
ni las carrocerías arruinadas de un maltrato sin dolientes
pueden devolverme un corazón entero, puro, ilusionado…
como aquél que en la escuela soñaba con una patria limpia.
©Leibi Ng
#30DíasdePoesía #RetoPoético #ContrabandoPoético

sábado, 17 de junio de 2017

AUTODESTRUCCIÓN


Cuando sufro
no hay metáforas
cada palabra hiere
y debo elegir
por su acerado filo
la que menos escinda la carne..
La soledad frente al acero
me hace vulnerable
de solo verlo.
Sus palabras no elegidas
van directo a remover heridas
o a lacerar donde la piel aun no ha sangrado.
La inconsciencia se torna asì maldad.
El ego centrado en sus deseos
desconsidera al otro,
ciego, sordo, desgraciadamente no mudo
y reitera su obsesión y deseo
por lo que lo desprecia
a sabiendas
de que insiste
en su autodestrucción.
Querer ser despreciado
reafirmando la antigüedad:
¿Ves? Soy tu profesía.
Soy lo que dijiste que sería.
Soy la rabia y el dolor del desamor
¡Mamá!

©Leibi Ng

viernes, 2 de junio de 2017

BESOS ROBADOS


Uno a uno sus besos se me fueron perdiendo
Empezó con los labios de la mujer de riesgo..
Ella lo provocaba con sus ojos aviesos
y él, él era frágil, débil, lasca de caramelo.
Otros fueron robados a damas transeúntes
y alguno fue volado cual mariposa ebria.
Uno a uno sus besos se me fueron perdiendo
ante la rubia clara de caderas de hierro.
La de melena lacia se fue con dos de ellos.
Otra de edad madura fue echada en un madero.
Uno a uno sus besos se me fueron perdiendo
y ante su tumba lloro los besos que recuerdo.
©Leibi Ng

jueves, 1 de junio de 2017

LAGRIMAS DE AIRE



Lloro aire
Se congela el llanto en mis pulmones
llenos de vidrios molidos de este vitral hecho añicos.
Por la fuerza de mis ojos irritados
parpadeo aclarando la mirada
de paralizado rictus.
Hay un bloqueo en medio de mi pecho, 
una parálisis de vida en mi garganta.
La piel se espina adentro
como agujas de cactus o alambre de trincheras
que se enrosca en mi alma.
Siempre yo, vulnerable
que no interpreta las señales del viento.
La que frena justo cuando empieza el alud
de sangre y lodo que rueda hacia el abismo.
Soy siempre yo la amante del desierto
envuelta en ocre luz y devorada por leones
en la arena más ámbar que el propio sol de las montañas.
Soy siempre yo la que no puede llorar porque hay un dique
que contiene el agua que debe lavar mis dolores inmensos 
porque nunca te tuve
porque nunca alcancé tu simple aliento 
y nunca pude devolverte el beso​.
©Leibi Ng

jueves, 4 de mayo de 2017

UN DÍA A LA VEZ


Fotografía de Juan Rulfo

Mi nombre es Ella y soy adicta.
En día de misterios,
de "no". De "todavía",
de "mañana, tal vez",
de "quizás nunca"...

Sólo por hoy: aguantaré el veneno.
Sólo por hoy: no consumo tu esencia.

Por veinticuatro horas
todo ausencia y vacío.
No se dice tu nombre
ni se piensa
ni abro la luz de tus ojos
ni doy paso a tu voz
para beberte...
Ni un segundo posible
de tu esperma.
Ni siquiera tus letras.
Puedo fumar,
o inhalar el abrazo
de opio y humo.

La cópula final
no entra al segundo.
Paso a paso.
Ninguna interjección
ni polvo blanco.
Ni un teléfono cerca,
cero Internet o wi-fi
mensaje cifrado o señales de humo
con camello o con mula.

Permanece el escrito
de la férvida frase
de suspedido aliento
y mensaje mordaz.

¡Oh, no más detritos!
Que el mal engendra mal
y el arrabal hasta la cloaca
arrastra la bondad.

Mi nombre es Ella y soy adicta.
Sólo por hoy pongo punto final.

©Leibi Ng
4/4/ 2017

A Iris Pérez Romero y su "Anatomía del Ser"


A los sueños se llega
usando las neuronas
como si fuesen dedos.
El tacto de los días
deja impreso el recuerdo
de otras pieles llorosas.
Las huellas digitales van cercando
el origen de todas las pasiones
y hay entre las miradas
un puente a lo infinito
de donde todo viene.
Es el IRIS que irradia
su influencia sanadora.
Ella mira y extiende.
Ella mira y conforta.
Ella mira y su piel se vuelve magia y gloria.
Desde el barro conforma el aura de las cosas.
De los colores todos, grito, canto y susurro...
De artefactos y troncos: formas, duelos, congojas...
Deja que se refunde con su empatía de siglos
con sus manos, sus ojos, y anatomía del ser
en la caverna oscura de todos los pacientes
y se ilumine adentro y crecer y crecer.
©Leibi Ng
sdq 4/4/17